Para decorar este cinturón de piel he cortado primeramente la piel a la medida del cliente, luego he pirografiado los diferentes motivos y posteriormente he pintado con anilinas y acrílicos.

Una vez que la pintura está seca se le aplica una mano de Laca zapón para que así la pintura no se elimine con el roce.

Como resultado final puedes darle grasa de caballo para proteger la piel y goma de tragacanto en los laterales del cinturón.

Las pulseras y brazaletes siguen el mismo proceso.

Si tienes cualquier duda no dudes en ponerte en contacto conmigo